Tiempo de “jugar y soñar”

En unas vacaciones de invierno de crisis, frío y facturas impagables, ¿dónde llevamos a lxs chicxs? Sugerencias lindas y gratuitas.

Redacción La Hilacha

Si estás por la Ciudad de Buenos Aires, hay una propuesta lúdico-creativa gratuita para las vacaciones que incluye múltiples espectáculos musicales, circenses, y también talleres, clases abiertas y propuestas experimentales para chicos y adultos.

Se trata del Festival Infantil de Invierno Jugar y Soñar que organiza el área de Acción Social de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de la Capital, y el Centro Cultural Leopoldo González.

“La intención es recuperar un universo de valores para la relación entre padre y chicos –afirma María Frondizi, productora general del festival–. Nos interesa volver la mirada sobre la historia y la cultura latinoamericana, la hermandad, la solidaridad, los principios de la cooperación. Salir de la lógica comercial e investigar otros géneros de la música, el teatro y la narrativa.

La invitación es a hacer un viaje con los chicos y volver por un rato a la infancia, de la mano de músicos, talleristas, recreólogos y narradores.

Propuesta itinerante

El Festival Jugar y Soñar se va a desarrollar durante las dos semanas de vacaciones de invierno en tres diferentes teatros –el IFT, el Teatro Verdi y el Espacio Margarita Xirgu de la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF)– de la Ciudad de Buenos Aires; y los talleres se realizarán en el Centro Cultural Leopoldo González, que está en el corazón del barrio de San Telmo.

A la trayectoria de Mariana Baggio, Los Cazurros y Bigolates de Chocote se suman la experiencia de Pim Pau y su trabajo con nuevas tecnologías audiovisuales, la audacia de Pequeños Grandes Mundos, un grupo que ya lleva recorridos 34 países dando talleres de ilustración a niños y niñas de todo el planeta, y también talleres de reciclado, de gastronomía, títeres y hasta música para bebés.

Además, los organizadores sostienen que su apuesta es “refundar” el sindicato, y en esa línea destinaron para el festival dos espacios poco convencionales: el rincón abierto y el espacio íntimo. El primero apunta a que los chicos organicen sus propios juegos, sin reglas fijas ni coordinación programada. Pueden recorrer las distintas iniciativas con sus padres y detenerse allí donde las ganas los lleven. El segundo está pensado para los tímidos: aquellos niños y niñas que no se sienten cómodos en grandes teatros ni con mucha gente. Para ellos, Marta y Martita preparan un dúo de clown y Los Juglares los esperan con las aventuras de Juan Moreira.

Por último, cada niño tendrá una merienda a la salida de los espectáculos.

Un montón de cosas por hacer, para todos los públicos, en distintos barrios y sin pagar un peso. Y una propuesta para recuperar el derecho a soñar.

Deja un comentario