Tun Cha: golpe y enchufe

Percusión y dirección por señas… ¿con bajo y batería? Este ensamble trae a la escena nacional una propuesta diferente que vale la pena oír.

Por Leticia Serrano - Fotos: Yesica Coronel

En pleno boom de la percusión con dirección por señas, surge Tun Cha: un equipo de ensamble que a todo esto le agrega la particularidad de sonidos e instrumentos electrónicos.
La formación del ensamble comenzó con varios alumnos de Ezequiel Beraja, su director, quien nos contó sobre un proyecto que, además de novedoso, resulta prometedor en la escena de la percusión.

-¿Cómo se incorporaron los elementos electrónicos a la formación?

-En los inicios de Tun Cha éramos varios percusionistas, pero el grupo se redujo y ahí entró la máquina que manejo yo. Es un pad que funciona como una especie de sintetizador, un instrumento de percusión electrónica. Y al mismo tiempo entró el bajo. Después, más adelante, le agregué la máquina de ritmos y algunas cositas más. Pusimos el bajo y agregué las máquinas porque tenía una necesidad tímbrica que no era una campana y no era un cuero tampoco, era un sintetizador o un sonido electrónico sintetizado.

Las incorporaciones de estas máquinas surgen como una necesidad. La musicalidad que estábamos logrando de alguna manera me pedía algunos sonidos distintos.

-Tun Cha tiene varios bajistas que van rotando, ¿por qué?

-Sí, el grupo tiene tres o cuatro bajistas y todos son muy buenos. Cada uno tiene su impronta y musicalidad distintas. Eso es algo que también nos gusta porque nos refresca musicalmente y dentro de la improvisación genera propuestas diferentes y dinámicas. La rotación en realidad es el plan. No se trata de una cuestión de disponibilidad por parte de ellos, porque están muy comprometidos con la banda. Si bien no son músicos exclusivos de Tun Cha, son parte muy importante del grupo.

tuncha
Batería: Ariel Ottaviani
Congas: Alan Llacer
Accesorios: Alexis D Alessandro/ Mariano Rótolo
Tambor Chico: Laura Gutierrez/Gonzalo Ivaldi
Bajo: Lucas Bianco / Maria Zoppi / Fabio Romero/ Pablo Sara
Synths, set de percusión y dirección musical: Ezequiel Beraja

YouTube   Instagram

Facebook  Soundcloud

Como es impro y sistema, esas rotaciones no afectan. Lo que entrenamos no es un tema, lo que entrenamos es una herramienta. Entonces requiere más ensayo. Muchas veces se cree erróneamente que no se requiere ensayo o requiere menos que una banda tradicional. Esto es muy orgánico y es muy de verdad, contiene un riesgo. Y para estar más seguros en esa situación de riesgo 一que siempre tiene que existir, porque sino no tiene sentido nada一 tenés que haber laburado muy bien las herramientas y tenerlas muy aceitadas. No tenerlas empolvadas, porque a veces así son más peligrosas, te terminás metiendo en una que pensás que va, pero estás tocando en otra velocidad o en otro tiempo y el tema se te cae.

-Eso tiene la improvisación…

-Ojo que el error también es una herramienta. Se utiliza para repararlo y también como disparador de otras cosas. Es lo bueno de que no pase nada si te equivocás. Es ver el error entre comillas, porque si ese error te propuso una idea musical, entonces nunca lo fue. Por ejemplo, un golpe fuera es un golpe fuera de mi costumbre y de mi idea de tema musical de ese momento, pero si uno está permeable y resulta que tiene musicalidad, no te digo que siempre sirva, pero puede ser una llave.

-¿Cómo es el manejo del grupo de trabajo?

-Dentro de la impro hay como un orden natural que se va dando con el trabajo cotidiano. Yo sé dónde quiero ir, a dónde quiero llegar, ellos también y vamos laburando todos hacia el mismo horizonte. Es un momento lúdico, de comunicación, de miradas y percepciones del otro. Por eso no podría tocar con una persona con la que no tengo afinidad. Esto es como una charla entre instrumentos. Es fundamental tener un buen vínculo con los músicos.

Con los chicos estamos muy conectados, ellos me escuchan tocar y saben qué es lo que quiero hacer, lo vamos proponiendo entre todos de alguna manera. Yo solo tomo las decisiones de qué va a ir primero, ordeno las ideas que nos van surgiendo.

tuncha2

-¿Qué instrumentos agregarías? ¿Las incorporaciones terminan acá o si vengo mañana tal vez te encuentro con un cello?

-Mañana venís y no me encontrás con un cello, pero sé también que esto nunca termina.


tunchawatabeTun Cha dará un concierto dentro del Festival Wateke el viernes 25 de noviembre a las 22 en el Hipódromo de Palermo.
Participarán junto a ellos Paloma del Cerro y Lucas Bianco.
Entradas disponibles por inbox, en su Facebook.

-¿Más electrónicos tampoco?

-En realidad siempre estoy dispuesto a agregar máquinas de electrónica pero todavía no estoy teniendo la necesidad musical de ingresar algo más electrónico porque siento que la música está ocurriendo y que así ya es divertida y versátil. Igual, siempre estoy pensando en incorporar gente.

-¿El público condiciona a la improvisación o la impro condiciona a la gente?

-El público me condiciona en un punto. Pero primero yo estoy en sintonía conmigo y mi grupo. El afuera me afecta, pero no se me impone de manera fría. Yo soy parte de eso que está pasando, trato de ser parte del momento. Es raro, porque yo estoy de espaldas al público, siento por medio de las caras y gestos de mis compañeros, ellos son el espejo de lo que pasa abajo, hay una energía que trasciende. Los chicos me proponen caminos, hay un código, me van marcando lo que tienen ganas de hacer. Son muchas cosas que van pasando en ese momento, miradas, estados, toco, dirijo, propongo, escucho. Es medio loco todo. Dependemos uno del otro en medio de todo eso.

Esto no le pasa al tipo que toca el tema tres de su disco, no lo tiene, no lo atraviesa. Siempre hace el mismo tema. No tiene todas estas energías conectadas, este lenguaje visual, gestual, auditivo, el público, esto y aquello. No quiero decir que esto es lo único que te da real libertad, pero sí creo que es la forma más honesta de hacer música. Porque te estoy contando como estoy, no te estoy contando cómo estaba cuando compuse la canción. Hay otro compromiso con el aquí y el ahora, podés hacer cosas de memoria si tenés oficio, pero no sería honesto. Tenés que aceptar todo lo que pasa a tu alrededor y ponerle música a eso.

Deja un comentario