La Hilacha es un comienzo para desenhebrar la trama. Es la posibilidad de desarmar el tejido de las noticias para encontrar las motivaciones y sus efectos. Es la mirada sobre las costuras de la información que parece, a simple vista, de una pieza.
Esta iniciativa nace como una respuesta reactiva a la avanzada sobre una Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que discutimos, militamos y defendimos. Pese a que no pudimos gozar de su plena vigencia, quienes hacemos La Hilacha consideramos que su derogación de facto anula la esperanza de tener alguna vez una comunicación plural, popular y antimonopólica.

Como profesionales de los medios, asumimos que es nuestro deber y compromiso multiplicar los canales de los que disponemos para garantizar la pluralidad y poner freno a los fenómenos de hiperconcentración mediática que dañan severamente el sentido de la democracia.

Con este escenario y desde ese horizonte, La Hilacha es un medio multiplataforma que no oculta su posicionamiento ideológico, pero entiende que este no siempre sucede en forma de opinión explícita, sino en la elección de visibilizar hechos y enfoques que no abundan en los medios hegemónicos, y en posibilitar su debate y análisis.

Por eso se propone difundir las voces que tienen mucho para decir y pocos lugares donde hacerlo. Y te propone –lector, lectora, escucha, cibernauta– la comprensión, la reflexión y la duda. Bienvenidxs al margen de la tela.