Alta tensión

En Misiones, subas injustificadas del 200% en las tarifas eléctricas se traducen en protestas y reclamos.

Por Redacción La Hilacha

Los manifestantes ingresaron al set de Canal 12 de Misiones donde estaban siendo entrevistados el ministro de Hacienda provincial, Adolfo Safrán, y su par en Desarrollo Social, Lisandro Benmaor. Este último recibió el petitorio firmado por cerca de 2.000 consumidores afectados por las subas siderales en las facturas de luz, en medio de cánticos y protestas. Durante el incidente, cuando Safrán intentaba refugiarse en una oficina cercana, fue empujado por uno de los manifestantes como consecuencia del amontonamiento.

Lo que antecede no es el principio del conflicto y, por cierto, tampoco es la noticia. Sin embargo, para los medios locales y para Clarín, el empujón se convirtió en cachetazo y el incidente eclipsó la problemática de fondo.

“Realmente la agresión como dice el periodista no fue tal. Lo que se dice que se rompió un teléfono es mentira. Cuando el ministro corre y se esconde en una oficina, lo que pasó es que una persona atrás lo empuja: fue el único hecho que pasó”. El testimonio es de Mariano, uno de los vecinos autoconvocados que irrumpieron en el canal la noche del lunes pasado, también firmante del petitorio que solicita a las autoridades revisar el problema de la facturación.

El empujón devenido en “cachetazo” llegó brevemente a los medios nacionales, pero el verdadero problema de las subas de tarifas permanece sin revisión. Mientras tanto, y desde que la política de subsidios mutó abruptamente tras el cambio de gobierno, los posadeños pasaron a estar entre los argentinos con la electricidad más cara del país.

Un tercio del sueldo

Luego de años en que los bolsillos del consumidor y del productor fueron subsidiados por el Estado nacional, el ministro de Energía nacional, Juan José Aranguren, autorizó en enero último subas de las tarifas eléctricas a nivel federal. Aunque se estimaba que esto iba a tener un fuerte impacto en las zonas fuertemente subsidiadas, como la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la realidad demostró que una vez más es el interior del país el que sufre las peores consecuencias. Misiones es un caso testigo.

Caracterizada por ser una de las regiones más calurosas de la Argentina, los habitantes de la provincia litoraleña utilizan grandes cantidades de electricidad para refrigerar los alimentos y los ambientes. Si bien son grandes consumidores, los misioneros también se encuentran entre los principales productores nacionales de energía: cerca de Posadas, sobre el río Paraná, se encuentra Yacyretá-Apipé, la central hidroeléctrica que genera el 22% de la electricidad consumida por todo el país.

Los misioneros estimaban que con el cambio de políticas sufrirían un aumento proporcional a los subsidios que estaban recibiendo, que nominalmente eran del 45%. Sin embargo, en febrero se comprobó que estas expectativas estaban muy lejos de los hechos: sufrieron subas en el orden del 200% y 300%. Una casa que solía pagar $600 por mes empezó a recibir facturas de $2.100. Aquellos que abonaban $700, vieron el precio escalar a entre $2.500 y $2.800. Estas cifras representaron un golpe duro al bolsillo de los misioneros, ya que se trata de una provincia que tiene sus sueldos entre los más bajos del país, y cada boleta de luz representa un tercio del salario promedio de la región.

La empresa provincial de electricidad EMSA (Electricidad de Misiones Sociedad Anónima) responsabilizó directamente al gobierno nacional. Asimismo, sus directivos se ofrecieron a financiar en cuotas el pago de las facturas, pero dado que estas son mensuales, no es una solución viable de cara al futuro.

La indignación de la gente no se hizo esperar. El 29 de febrero, unas 200 personas se reunieron a protestar por los aumentos, convocados por las redes sociales, entre otros por Gervacio Malagrida, músico, productor, publicista y uno de los vecinos afectados por las subas.
Sin respuestas, se congregaron nuevamente el lunes 7 en la Plaza San Martín de Posadas, pero ya llegaban a 1.500 personas, un número importante para la escala de esta ciudad de poco más de 300 mil habitantes. “En un momento que estaba terminando la reunión en la plaza, nos avisan que el ministro de Economía de la provincia se encontraba en el canal ubicada a media cuadra y la gente se dirigió hasta ahí”, explicó Mariano. Malagrida, por su parte, ratificó que la violencia no existió y los videos circulantes corroboran su afirmación.

Como la situación sigue sin resolverse y los misioneros sin ser escuchados, el músico –convertido, por estos días, en delegado de los autoconvocados– presentó este jueves el petitorio ante la segunda sesión ordinaria del Concejo Deliberante local y explicó la situación por la que están atravesando los vecinos: “Venimos a traer las firmas y el reclamo de miles de usuarios del municipio, para que tomen cartas en el asunto y como concejales defiendan a los posadeños de esta estafa”. Además, desde su Facebook llama nuevamente a manifestarse en la plaza este lunes 14 de marzo a las 20 para reclamar por una respuesta concreta del gobierno y tasas diferenciales para una provincia productora de electricidad. Lo hace con creatividad, argumentos y con este video, no con cachetazos. Aunque algunos medios digan lo contrario.

Deja un comentario