Es natural...

Alimentar. Acobijar. Acompañar.
Serenar. Proteger. Observar.
Amamantar. Compartir. Visibilizar.

Por Mara Sessa, Violeta Bentancor y Daniela Iusem

Reconocernos como animales nos cuesta.
Hemos inventado la cultura para desarraigar cualquier vestigio de animalidad de nuestros cuerpos, y tal vez cuando estas locas, obscenas, indomesticables descubren su pecho para alimentar a sus cachorros nos damos cuenta de que fracasamos. Que pese a todos nuestros esfuerzos por negarlo, fuimos, somos y seremos mamíferos.

La posibilidad de gestar, parir y alimentar es exclusiva de la mujer. Y es tal vez por esto que a la mujer se la humilla y maltrata en estos procesos.
En los procesos de plenitud y empoderamiento, a las mujeres se las disminuye, y sobre todo se les dice que no pueden.
"No podés parir."
"No podés amamantar."
"No podés."

Pero, de a poco, se empiezan a tejer redes de mujeres y de algunos compañeros que entienden lo sagrado de ese vínculo y de ese momento.
Como lo entendieron miles de gurises en el Obelisco y en muchísimos puntos del país, alimentándose de sus tetas y dejándose ser lo que realmente son: libres y felices.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

#teteadamasiva Obelisco. 23 de julio de 2016.

Deja un comentario